La invetigación en neurofeedback ha tenido una expansión muy extensa en los últimos 30 años. Se cuenta con evidencia científica para confirmar que esta en un nivel 4 sobre 5 para considerarse una técnica que permite la recuperación de ritmos cerebrales. 

A continuación se nombraran algunas de las investigaciones realizadas:

El entrenamiento en ondas Alfa ha sido extensamente comprobado por varias investigaciones.  Budzynski y Stoyva (1972), utilizaron un entrenamiento alfa para apoyar con éxito las técnicas de desensibilización sistemática.  El entrenamiento de ondas alfa se realizó continuamente mientras la ansiedad permanecía alta. Asimismo, Hardt & Kamiya (1978) encontraron que podían reducir la ansiedad utilizando entrenamiento de ondas alfa. Mils y Solyom (1974) descubrieron que podían usar el entrenamiento alfa para bloquear patrones de rumiación de pensamiento. Peniston y Kulkosky (1991) evidenciaron que podían usar alfa / theta combinadas para reducir los niveles de ansiedad con trastorno de estrés postraumático

En general, el entrenamiento en alfa posterior debería ayudar a bloquear el proceso de desincronización, asociado con una preocupación excesiva y la rumiación. El entrenamiento SMR (ondas entre 12 y 15 hz) en Cz reduciría la tensión somática y problemas de sueño (Sterman, 1986).

Prichep et al (1993) encontraron dos subtipos de EEG, uno con un patrón frontal de alfa dominante y uno con un patrón de dominio theta. El subtipo theta es aparentemente resistente a la medicación. Esta observación está de acuerdo con estudios de PET (tomografia por emision de positrones) de la UCLA que indica la perfusión arterial alta frontal en el TOC.

Mills y Solyom (1974) entrenaron a cinco pacientes con TOC (trastorno obsesivo compulsivo) con los ojos cerrados 8-13Hz con un máximo de 20 sesiones que reducían la rumiación en el laboratorio. Glueck y Stoebel (1975) tuvieron una experiencia similar con un entrenamiento alfa. El entrenamiento en Alfa ayudaría a despejar cortas redes de la memoria a largo plazo durante el proceso de entrenamiento, sin embargo, si las personas entrenadas fueron un subtipo alfa, entonces no arrojaría un buen resultado. Es posible que de uno de cada cuatro pacientes con TOC que Glueck y Strobel entrenaron con un subtipo de theta hayan experimentado algún alivio permanente. En el tipo theta dominante del TOC se entrena alfa 9-11 Hz y SMR ojos abiertos en Cz con excelentes resultados. El subtipo alfa respondió mejor al entrenamiento de alfa bajo, particularmente en el área cingulada posterior. Resumen en el EEG y el TOC.

Penniston y Kulkosky (1991) realizaron un trabajo con trastorno de estrés postraumático y neurofeedback. Emplearon un entrenamiento de alfa / theta con excelentes resultados. Las personas en estudio recibieron 30 sesiones de entrenamiento de 30 minutos. La ubicación era en electrodo O1 y entrenaron cinco días a la semana. Principalmente se realizó entrenamiento de alfa hasta que theta comenzó a dominar el EEG donde el nivel de excitación disminuyó.

Vincent Monastra, profesor de psicología de la Universidad de Nueva York en Binghamton, y sus colleagues estudiaron 100 niños entre los 6 y lo s 19 años diagnosticados con Deficit atencional con hiperactividad. La mitad recibieron neurofeedback mientras que la otra mitad solo medicación.  Todos los niños que recibieron soporte terapéutico  y apoyo en pautas de crianza mantuvieron sus cambios después de haber retirado la medicación.

Un estudio relevante de neurofeedback surgió en Canadá realizado por Stuart Donaldson (1998, 2001, 2003). Donde se analiza la relación de las ondas cerebrales y su modificación con la percepción del dolor. Se encontro una reduccion del dolor en un 90%

Uno de los proyectos mas importantes en el uso del Neurofeedback es el proyecto de los Yonkers. Este se desarrollo en el colegio Enrico Fermi de Nueva York. Durante 5 años se entrenaron 300 niños. Se encontró que las capacidad atencional de los niños mejoro,  asi como su auto estima. El rango de suspensiones disminuyo y la asistencia al colegio aumento en frecuencia.

En california en la Clinica de abuso de sustancias se realizo una investigación que se denomino el Cry-Help Study, dirigida por Kaiser y Sagan con un muestra de 121 personas con problemas en abuso de sustancias donde se  encontraron los siguientes resultados:

1.     El grupo control tuvo una deserción mayor que el experimental. Solo 27 de los 61 terminaron el tratamiento comparado con 47 que finalizaron del grupo experimental.

2.     El grupo experimental fue mas exitoso. Un año después 36 de los 47  seguían en abstinencia comparado con 12 del grupo control.

      Al final el estudio reveló que algunos jugadores se ponían nerviosos en unas situaciones para lo cual se les preparó una serie de ejercicios similares a vídeo juegos en los que el cerebro actuó como control. Tomado de http://www.defutbol.es/neurofeedback-el-arma-secreta-de-italia-para-ganar-el-mundial-10147

Close Menu