JÓVENES CON PROBLEMAS DE SUEÑO HOY PODRÍAN SER PACIENTES CARDÍACOS MAÑANA

JÓVENES CON PROBLEMAS DE SUEÑO HOY PODRÍAN SER PACIENTES CARDÍACOS MAÑANA

JÓVENES CON PROBLEMAS DE SUEÑO HOY PODRÍAN SER PACIENTES CARDÍACOS MAÑANA

LUNES, 18 de junio de 2018 (HealthDay News) –

La mayoría de los niños no duermen lo suficiente y eso puede ponerlos en el camino a futuros problemas cardíacos, según halla un estudio reciente. Los adolescentes que duermen menos de siete horas por noche tendían a tener más grasa corporal, presión arterial elevada y niveles de colesterol menos saludables, todos síntomas que no son buenos  para el corazón.

La enfermedad cardíaca sigue siendo una de las principales causas de muerte, dijo la investigadora principal Elizabeth Céspedes Feliciano quien es  científica del personal de la División de Investigación de Kaiser Permanente del Norte de California en Oakland, California.

“Realmente queremos que nuestra juventud esté en una trayectoria saludable”, dijo Feliciano, “y es un poco alarmante que se presenten perfiles cardiometabólicos adversos que aparecen incluso a una edad tan temprana como 13 años”.

Pero parece que muy pocos niños están teniendo el tipo de sueño nocturno que protegería su futura salud cardíaca.

Según los investigadores, la duración promedio del sueño de los niños en el estudio fue de poco más de siete horas por día.

De hecho, solo 2.2 por ciento de los niños alcanzaron o excedieron el promedio de duración de sueño recomendada para su grupo de edad: nueve horas por día para niños de 11 a 13 y ocho horas por día para adolescentes de 14 a 17.

Además, casi un tercio de los niños durmió menos de siete horas.

“Realmente me sorprendió lo poco que duermen estos adolescentes”, dijo el Dr. Andrew Varga, especialista en medicina del sueño de la Escuela de Medicina Icahn en Mount Sinai en la ciudad de Nueva York. “No es totalmente sorprendente, dado lo que sé sobre los niños y sus hábitos, pero uno pensaría que los niños duermen más porque tienen una gran necesidad de dormir”.

Estudios previos han demostrado que el sueño inadecuado aumenta las probabilidades de obesidad. Pero el equipo de Feliciano quería ver si la falta de sueño también afecta otros factores de enfermedad cardíaca para los niños.

Entonces, recurrieron a 829 adolescentes que participan en el Proyecto Viva, un estudio a largo plazo que reclutó a madres embarazadas y las rastreó a ellas y a sus hijos durante casi 14 años.

A una edad promedio de 13 años, se les pidió a los niños que se pusieran un sensor de movimiento de muñeca a la hora de acostarse que registrara tanto la duración de su sueño como si dormían sin descanso, dijo Feliciano.

Los niños usaron los sensores de siete a 10 días. También se sometieron a una serie de pruebas de detección de factores de riesgo para la salud del corazón.

 

Los adolescentes con menor duración del sueño y más sueño inquieto terminaron teniendo los perfiles menos saludables. Tenían una mayor circunferencia de cintura, aumento de grasa corporal, presión arterial más alta y niveles más bajos de colesterol “bueno” HDL.

A pesar de que la causa y el efecto no se pudo demostrar en este estudio, Feliciano cree que la falta de buen sueño sí ayudó a desencadenar estos factores de riesgo, dada la investigación previa.

“Sabemos por estudios experimentales a corto plazo que cuando privas a alguien de dormir o interrumpes su sueño, eso tiene efectos sobre algunos de los mismos factores de riesgo cardiometabólico examinados en este estudio”, dijo.

Hay varias formas en que el sueño puede afectar la salud del corazón, dijo Feliciano.

El insomnio puede provocar cambios en el apetito y también se ha relacionado con la disminución de los niveles de actividad física. “Estás despierto por más tiempo, pero a menudo estás fatigado por lo que no estarás practicando deportes o ejercicio”, dijo Feliciano.

El sueño también es importante en la regulación de la presión arterial y el azúcar en la sangre, dijo Varga.

“Se sabe que dormir es realmente útil para reducir la presión arterial”, dijo Varga. “Hay caídas naturales en la presión arterial que ocurren durante toda la noche. Cuando duerme menos, eso sucede menos y ofrece menos control de la presión arterial”.

Entonces, ¿qué es lo que mantiene a los niños despiertos por la noche?

Feliciano cree que el tiempo de pantalla probablemente esté causando la mayor parte de la privación del sueño.

“La visión televisiva sigue siendo la forma dominante en que estos niños consumen medios, pero las pantallas pequeñas también son una preocupación, porque puedes llevarlas directamente a tu habitación”, dijo Feliciano. “Creo que los medios de pantalla son los culpables del sueño breve e interrumpido, especialmente en esta población que está muy conectada”.

También hay una falta general de conciencia entre los padres con respecto a las necesidades de sueño de los adolescentes, dijo Varga.

“Existe la impresión de que a medida que los niños se hacen adolescentes, los consideramos adultos pequeños que no necesitan tanto sueño como los más pequeños”, dijo Varga. “Eso no es totalmente cierto. Incluso hasta los 20 años, las necesidades de sueño son más altas que las de un adulto maduro”.

Los padres deben poner un pie cuando se trata de tiempo de pantalla a la hora de acostarse, dijo Feliciano.

“Recomendaría que el dormitorio sea una zona libre de pantalla”, dijo. “Creo que mejoraría la duración y la calidad del sueño en adolescentes”.

 

El estudio fue publicado el 15 de junio en la revista Pediatrics.

https://www.webmd.com/sleep-disorders/news/20180618/todays-sleepy-teens-tomorrows-heart-patients#3

Close Menu